Health Library

Laparoscopy

¿Qué es una laparoscopia?

La laparoscopia es un procedimiento que se usa para revisar los órganos del abdomen. También puede utilizarse para revisar los órganos pélvicos de una mujer.

La laparoscopia emplea un tubo delgado con luz que tiene una cámara de video. Ese tubo se llama laparoscopio. Se hace pasar por un corte (incisión) pequeño en su abdomen. Las imágenes de la videocámara se ven en el monitor de una computadora.

Un beneficio de la laparoscopia es que es mínimamente invasiva. Esto significa que emplea una incisión muy pequeña en el abdomen. Es usual que la laparoscopia lleve menos tiempo y permita una recuperación más rápida que una cirugía abierta.

Este procedimiento se puede usar para tomar una muestra pequeña de tejido para analizarla (una biopsia).También se puede usar para extraer órganos como el apéndice (apendicectomía) o la vesícula (colecistectomía).

¿Por qué podría necesitar una laparoscopia?

Se puede hacer una laparoscopia para revisar el abdomen y sus órganos debido a:

  • Tumores y otros crecimientos
  • Lesiones
  • Sangrado en el interior del abdomen
  • Infecciones
  • Dolor de abdomen sin explicación
  • Bloqueos
  • Otras afecciones

Es frecuente que se haga una laparoscopia cuando los resultados de un examen físico, una radiografía o una tomografía computadorizada (CT, por sus siglas en inglés) no son claros.

Se puede usar una laparoscopia para determinar el estadio de un cáncer en el caso de un órgano abdominal. Y también puede utilizarse para revisar una lesión abdominal. Permite ver dónde está la lesión y cuán profunda es. Además se puede ver cuánto sangrado interno tiene usted.

En el caso de las mujeres, se puede usar una laparoscopia pélvica para revisar:

  • Problemas y dolores pélvicos
  • Quistes ováricos
  • Fibromas
  • Trompas de Falopio

También se puede usar una laparoscopia para tratar la endometriosis. Esto sucede cuando el tejido que normalmente reviste el útero crece fuera de este. Se puede hacer una laparoscopia para tratar un embarazo ectópico o para ligar las trompas (atar las trompas de Falopio) para evitar embarazos definitivamente.

Es posible que existan otras razones para que su proveedor le recomiende una laparoscopia.

¿Cuáles son los riesgos de una laparoscopia?

Las posibles complicaciones pueden incluir sangrado de la incisión, lesión de los órganos del abdomen o entrada del gas de dióxido de carbono en lugares distintos del abdomen.

A veces no se aconseja realizar una laparoscopia. Este puede ser el caso si usted:

  • Tiene crecimientos cancerosos avanzados en la pared de su abdomen.
  • Tiene tuberculosis de larga duración (crónica).
  • Tiene  un problema de sangrado, como conteo bajo de plaquetas (trombocitopenia).
  • Tiene mucho tejido cicatricial (adherencias) de otras cirugías.
  • Está tomando medicamentos anticoagulantes.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su afección. Asegúrese de hablar con su proveedor sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

Ciertas afecciones pueden impedir que una laparoscopia dé buen resultado. Por ejemplo, estar obeso o tener sangrado dentro de su abdomen.

¿Cómo me preparo para una laparoscopia?

  • Su proveedor de atención médica le explicará el procedimiento. Hágale todas las preguntas que tenga.
  • Quizás le pidan que firme un formulario de consentimiento para dar su permiso para realizar el procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.
  • Su proveedor le hará preguntas sobre sus antecedentes de salud. También es probable que le haga un examen físico. Es para asegurarse de que su estado de salud sea bueno antes de hacer el procedimiento. También es posible que necesite hacerse análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.
  • No debe comer ni beber nada en las ocho horas anteriores al procedimiento. Esto generalmente significa dejar de comer y beber a partir de medianoche.
  • Informe a su proveedor si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, al látex, a la cinta adhesiva o a medicamentos anestésicos (locales o generales).
  • Avísele también sobre todos los medicamentos que toma. Eso incluye tanto los medicamentos recetados como los de venta libre. También las vitaminas, las hierbas medicinales y otros suplementos.
  • Dígale a su proveedor si tiene antecedentes de trastornos de sangrado. Además, hágale saber si está tomando algún medicamento anticoagulante, aspirina, ibuprofeno u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Quizá deba dejar de tomar algunos medicamentos antes del procedimiento.
  • Informe a su proveedor si está o cree que puede estar embarazada.
  • Necesitará quitarse cualquier joya de pirsin (perforación corporal) que esté cerca de la zona de su ombligo.
  • Según la cirugía, es posible que le pidan que tome un laxante oral para limpiar sus intestinos antes de la cirugía o también pueden colocarle una solución en su recto e intestino inferior (un enema de limpieza) unas horas antes del procedimiento. También es posible que le den un antibiótico.
  • Puede que le administren un medicamento para relajarse (sedante) antes del procedimiento. Eso depende del tipo de laparoscopia que le estén por hacer. Si este es un procedimiento ambulatorio, alguna persona debe llevarle en automóvil de vuelta a su casa.

Es posible que su proveedor de atención médica le dé otras instrucciones según su afección.

¿Qué sucede durante una laparoscopia?

Una laparoscopia se puede hacer en forma ambulatoria o durante su internación en un hospital. La forma de hacer la prueba puede variar. Dependerá de su afección y de la forma de trabajo de su proveedor de atención médica.

Generalmente la laparoscopia se hace mientras usted está dormido con anestesia general. Su proveedor elegirá el tipo de anestesia sobre la base del procedimiento y su estado general de salud.

En general, una laparoscopia sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite todas las joyas y otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.
  3. Se le insertará una vía intravenosa (IV) en su brazo o su mano.
  4. Le colocarán un tubo (catéter urinario) en su vejiga para recoger la orina.
  5. Después, le ubicarán boca arriba sobre la mesa de operaciones.
  6. El anestesiólogo revisará su frecuencia cardíaca, su presión arterial, su respiración y su nivel de oxígeno durante la cirugía.
  7. Si tiene demasiado vello en el lugar de la cirugía, es posible que se recorte.
  8. Le limpiarán la piel con una solución estéril (antiséptica) en la zona donde se realizará la cirugía.
  9. Si no se usa anestesia general, es posible que se le inyecte un medicamento de anestesia local en el lugar de la incisión. Eso insensibilizará la zona y usted sentirá un pinchazo de aguja y una picadura breve.
  10. Es posible que se le ponga un catéter urinario (tubo pequeño) en su vejiga para permitir la salida de la orina.
  11. Se hará un corte o incisión pequeña en su abdomen justo por debajo de su ombligo.
  12. Es posible que se hagan cortes más pequeños para que se puedan usar otros instrumentos quirúrgicos durante el procedimiento.
  13. Se hará entrar gas de dióxido de carbono en su abdomen para que este se infle. Eso facilita ver los órganos y otras estructuras.
  14. Si no se usa anestesia general, es posible que sienta un dolor leve en su ombligo y la parte superior de su hombro. Esto puede pasar mientras se introduce el dióxido de carbono y se mueven los instrumentos.
  15. Se introducirá el laparoscopio y se hará el procedimiento.
  16. Una vez que se haga la laparoscopia y cualquier otro procedimiento, se retirarán el laparoscopio y otros instrumentos quirúrgicos.
  17. Le cerrarán los cortes con suturas (puntos), cinta o grapas de cirugía.
  18. Se aplicará una venda o un vendaje estéril o cintas adhesivas.

¿Qué sucede después de una laparoscopia?

Después de la cirugía, le llevarán a una sala de recuperación. Su proceso de recuperación variará según el tipo de anestesia que le hayan dado. Le vigilarán de cerca. Una vez que su presión arterial, su pulso y su respiración estén estables y que usted esté alerta, le llevarán a su habitación en el hospital. También es posible que regrese a su casa si le hicieron un procedimiento ambulatorio.

Una vez que esté de vuelta en su casa,  debe mantener el corte limpio y seco. Su médico le dará instrucciones sobre cómo bañarse. Los puntos o cintas quirúrgicas se le quitarán en una visita de seguimiento en el consultorio. Si se usaron cintas adhesivas, se deben mantener secas. Se suelen caer solas en unos pocos días.

Es posible que sienta dolor debido a la presencia de gas de dióxido de carbono en su abdomen. Ese dolor puede durar unos días y es posible que lo sienta en sus hombros. Debe ir aliviándose con el paso de los días. Puede tomar un calmante siguiendo las instrucciones de su proveedor. La aspirina u otros calmantes pueden aumentar su riesgo de sangrado. Tome únicamente los medicamentos que haya aprobado su proveedor.

No tome ninguna bebida carbonatada por uno o dos días después del procedimiento. Esto ayudará a reducir el dolor leve provocado por el dióxido de carbono. Además, las bebidas carbonatadas pueden provocarle molestias abdominales.

Es posible que le permitan tomar líquidos claros unas horas después del procedimiento. Podrá volver a comer alimentos más sólidos de a poco según le indiquen. Avise a su proveedor de atención médica si siente náuseas o vomita.

Es posible que le pidan que limite la actividad física por algunos días.

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si presenta algo de lo siguiente:

  • Fiebre o escalofríos
  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la zona de la incisión
  • Aumento del dolor alrededor del lugar de la incisión
  • Vómitos
  • Problemas para orinar

Tal vez su proveedor de atención médica le dé otras instrucciones según su situación.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento y quién lo hará.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.